Oficinas de lunes a viernes - 09:00 a 19:00 Residencia universitaria Inmaculada de Ciudad Real; Calle Caballeros, 12, 13001 Ciudad Real
resid.ciudadreal.es@religiosasmariainmaculada.org Tel. 926274231
Oficinas de lunes a viernes - 09:00 a 19:00 Residencia universitaria Inmaculada de Ciudad Real; Calle Caballeros, 12, 13001 Ciudad Real
resid.ciudadreal.es@religiosasmariainmaculada.org Tel. 926274231

En Semana Santa acompañamos a Jesús

En Semana Santa acompañamos a Jesús con nuestra oración, sacrificios y el arrepentimiento de nuestros pecados.

Asistimos al Sacramento de la Penitencia en estos días para morir al pecado y resucitar con Cristo el día de Pascua.

Se trata de la última semana de Cristo en la tierra y tenemos que entender por qué murió y resucitó. Su entrega a la muerte por amor a nosotros y el poder de su Resurrección.

La Semana Santa empieza con el Domingo de Ramos y concluye con el Domingo de Pascua.

Domingo de Ramos

Celebramos la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén en la que todo el pueblo lo ensalza como rey con cantos y palmas. Las palmas que llevamos a la Iglesia son para que las bendigan en ese día de participación en la misa.

Jueves Santo

Recordamos la Última Cena. Jesús se quedó con nosotros en el pan y en el vino, nos dejó su cuerpo y su sangre. Al terminar la Última Cena, Jesús se marcha a orar al Huerto de los Olivos. Jesús pasa toda la noche de oración y finalmente lo prenden.

Viernes Santo

Recordamos la Pasión de Nuestro Señor: Su prisión, los interrogatorios de Herodes y Pilato; la flagelación, la coronación de espinas y la crucifixión. Lo conmemoramos con un Vía Crucis solemne y con la ceremonia de la Adoración de la Cruz.

Sábado Santo o Sábado de Gloria

Se recuerda el día que pasó entre la muerte y la Resurrección de Jesús. Es un día triste porque no tenemos a Jesús entre nosotros. Por la noche se lleva a cabo una Vigilia Pascual para celebrar la Resurrección de Jesús. En esta celebración se bendice el agua y se encienden las velas en señal de la Resurrección de Cristo. Es la gran fiesta de los católicos.

Domingo de Resurrección o Domingo de Pascua

Es el día más importante y más alegre para todos nosotros (los católicos), ya que Jesús venció a la muerte y nos dio la vida. Esto quiere decir que Cristo nos da la oportunidad de salvarnos, de entrar al Cielo y vivir siempre felices en compañía de Dios. Pascua es el paso de la muerte a la vida.